Campaña de Seguridad Infantil

Publicada por Admin

fuente: www.msc.esEn estas fechas se está desarrollando una campaña estatal sobre medidas de seguridad doméstica con los niños en todos los medios de comunicación, con especial incidencia en televisión y radio.A  lo mejor a algunas personas les parecen obvias e innecesarias, pero la realidad es que, aparte de que nunca sobran  consejos de este tipo (más aún tratándose de niños), siguen produciéndose accidentes infantiles con frecuencia.

Los niños pequeños en su aprendizaje de ir descubriendo el mundo tocan y experimentan con todo lo que tienen alrededor, sin saber dónde puede estar el peligro.

Como tantas otras cosas, las enseñanzas sobre prevención y  seguridad desde los primeros años de nuestra vida son algo muy importante para que se vayan asumiendo unos valores que nos ayudarán a hacer mejor las cosas en el futuro, y que se vayan aprendiendo actitudes que nos cuesta muchísimo más cuando se es adulto. De la misma manera que se habla de la importancia de impartir seguridad vial en los colegios desde bien temprano, e incluso con mayor importancia por la prontitud de acceso a otros riesgos, es fundamental que nuestros niños aprendan  seguridad y prevención de riesgos desde muy pequeños.

Por otro lado, la legislación contempla la Prevención de Riesgos Laborales y medidas de Seguridad en Edificios y Vehículos, pero el ámbito privado de nuestros hogares no dispone de una protección regulada. Es decir, cada uno en su casa puede tener las medidas de seguridad que quiera ó ninguna. Sin embargo la realidad nos demuestra que nuestras casas están llenas de riesgos, muchas veces mucho mayores que muchos centros de trabajo ó edificios totalmente protegidos.

Por ejemplo, si de seguridad contra incendios se trata, en los edificios de viviendas es obligatorio que existan ciertas medidas de seguridad en las zonas comunes, tanto de riesgos mínimos como de riesgos especiales (cuartos de instalaciones, trasteros, garajes, etc…). Pero de puertas para adentro nadie nos dice nada (salvo en unifamiliares). En todos los hogares hay multitud de focos de posibles incendios: cocina, calefactores, aparatos e instalaciones eléctricas, calderas y quemadores, mecheros, cigarrillos encendidos…; todos los hogares están repletos de productos inflamables: textiles, plásticos, papel y cartón, maderas, líquidos, gases….En otros países, sobre todo de cultura anglosajona, en donde no hay una presión normativa tan grande y es más cuestión de mentalidad y “cultura-costumbre”, es habitual disponer de determinados elementos de seguridad como parte del equipamiento doméstico: extintores de pequeño tamaño, mantas ignífugas, detectores autónomos de incendios y gases…

Otro ejemplo: en cualquier lugar de trabajo en donde se manipulen ó almacenen líquidos ó gases peligrosos (tóxicos, corrosivos, inflamables, explosivos, etc.) está regulado su etiquetado, manipulación, transporte, envasado y almacenamiento. En todos nuestros hogares existen multitud de productos similares (peligrosos), cuyo etiquetado no es tan claro ni exhaustivo, ni tienen las mismas fichas técnicas con instrucciones de manipulación, almacenamiento ó medidas de protección a tomar, ó cuyo envasado no es todo lo seguro que podría ser: aerosoles, detergentes, lejías, limpiacristales, alcoholes, medicamentos, pinturas, esmaltes, y un largo etc.

No es cuestión de ser alarmista, pero volviendo al principio, no está de más que nos recuerden los peligros que podemos tener más cerca, en el ambiente en donde nos encontramos más relajados, y con las personas más débiles e indefensas.

Etiquetas: , , , , , , , .