Tener un Sistema contra Incendios desconectado

Publicada por Admin

incendio-plataforma-bp.jpgEstos días hemos podido saber por la prensa que la alarma contra incendios de la plataforma petrolífera de BP que se hundió en el Golfo de México en abril llevaba desactivada varios meses, según informaron los propios técnicos de la misma.

Al parecer el sistema de detección de incendios y gases estaba en funcionamiento pero los medios de alarma estaban silenciados ó desactivados para “no despertar a la gente a las tres de la madrugada con falsas alarmas”.

Además, según estas informaciones, muchos de los detectores estaban defectuosos y el sistema no debía estar en muy buen estado.

Un Sistema de Seguridad contra Emergencias no sirve de nada, como se ha podido demostrar, si no está en perfectas condiciones de funcionamiento, bien instalado y bien mantenido. La reglamentación nos dice claramente como debe ser una Instalación de Protección contra Incendios, que requisitos deben cumplir todos los elementos, y como debe realizarse su mantenimiento. Si todo ello no se cumple podemos tener una instalación, independientemente de cual sea su coste, totalmente inútil.

Esta situación ó parecidas se dan también en establecimientos hoteleros, centros comerciales ó zonas residenciales, en donde hay instalaciones mal proyectadas, mal instaladas, mal mantenidas, en donde se desactivan centrales de incendios, se quitan detectores en una reforma y no se reponen, se rompen pulsadores por un acto vandálico y no se reparan, se anulan zonas que señalizan avería para evitar el molesto sonido que nos lo indica, ó hasta se llega a arrancar literalmente una central de incendios de la pared para que deje de pitar…

Las Instalaciones deben realizarse por Empresas Instaladoras Autorizadas, auténticas especialistas, capacitadas para ello porque son conscientes de lo que se traen entre manos, que no es una instalación de confort sino de seguridad, pensada y diseñada para poder salvar vidas y bienes patrimoniales en caso de una emergencia.

A veces los equipos y sistemas contra incendios molestan, porque son “feos”, anti-estéticos, hacen ruido y además hay que invertir dinero en ellos aunque no se utilicen.

Desde luego no están diseñados por motivos estéticos sino de utilidad y de eficacia, y para asegurarnos que funcionarán cuando deben hacerlo, si es que llega el caso, precisamente deben probarse cuando no ocurre nada porque si no en otro momento puede ser demasiado tarde.

Parece que todavía falta mucho para que todos nos demos cuenta que una emergencia no se sabe cuando se puede producir ni en que circunstancias, y por ello es vital disponer de buenos sistemas en perfecto estado.

Imágenes: Google.

Etiquetas: , , , , .